Tags

, , ,

Después del diluvio Noé dedico su tiempo al cultivo. Descubrió que el jugo de las uvas era bueno para saciar su sed. El jugo guardado un tiempo le dio el vino -así como también el vinagre. El vino provocó el alejamiento de uno de sus hijos después de algunos hechos confusos. Noé lo desterró.

El vino es tan ambiguo como el phármakon derridiano (en dosis moderadas puede ser un remedio, en cantidad un veneno). Un poco de vino puede ser causa de una felicidad frugal. La figura de Baco no deja de ser ambigua. Mucho menos una bacanal en la que todo puede ser. El vino puede teñir las entrañas de un color rojo furioso. La imagen de Baco de un rojo furioso es la que está mirando constantemente a Petra von Kant.

Atención a nuestra prostituta tan querida es la parodia de un hecho concreto: el rodaje de Whity, ambos films de 1970. Rainer Werner Fassbinder escribió el guión de Whity para darle el papel principal a Gunther Kaufmann. El rodaje de la película fue uno de los más dramáticos en la historia del director alemán. Gastaron todo el presupuesto antes de tiempo, histeria de Fassbinder de acuerdo a como marchaba la relación con Kaufmann, etc.

La interpretación más simple que se puede hacer de Las amargas lágrimas de Petra von Kant (1972) es el paralelo entre esa relación ya madurada, macerada por el propio Fassbinder. Personaje, actriz interprete y su correlato con las personas de la historia real:

Petra von Kant (Margit Carstensen); Rainer Werner Fassbinder

Karine Thimm (Hannah Schygulla); Gunther Kaufmann968full-the-bitter-tears-of-petra-von-kant-screenshot

Marlene (Irm Hermann); Peer Raben: “al que aquí se ha convertido en Marlene” como versa la dedicatoria de la película.

Al ver la película uno puede relacionar esto y entender cómo podría llegar a ser ese trío. Pero como ocurre muchas veces cuando de pasa a la ficción un hecho real toma dimensiones distintas a las reales. (Dejo el tema de la ficción para otra entrada).

Petra von Kant vive su vida en un cuarto (segunda canción de la película es In my room, interpretada por The Walker Brothers). El contacto con el exterior no es real, el teléfono no comunica con lo real. Marlene no trae noticias de la calle, no habla. Lo diarios son información manipulada (en la foto en que aparecen Karim Thimm y Petra aparece Fassbinder con una camisa a cuadros).

Cuando Marlene abre las persianas y Petra se despierta, al inicio de la película, se la ve con una máscara de crema, inmediatamente se pone una peluca de un castaño claro. Cuando se saca la crema es para ponerse maquillaje. Siempre tiene una máscara y las pelucas van mutando: después una roja y luego una rubia. El personaje es una persona con una máscara en un rol ficticio. Es decir, máscara sobre máscara. Del latín, el término persona está relacionado con máscara. Petra actúa su personaje.

Su amor por Karim es una puesta en escena más de su personaje. Finalmente, acepta que no la amaba sino que sólo intentaba poseerla. Lo que se ve es que esa posesión era más bien una compra, un intercambio. Petra no se hacer presente nunca sino su dinero, su poder ante el medio en el cual Karim quiere crecer.

Marlene es el factótum de Petra. Hace todo por ella, no importa si se lo pide (a los gritos) o si no se lo pide. No hay diferencia para mí en esto porque Petra hace las cosas por impulso. Creo que Marlene, un personaje que no habla, puede ser muchas cosas: su amante, su sirviente, su droga. Marlene es lo que la adormece, la que no la deja hacer nada, la que hace que odie hasta a su propia hija (su creación). Marlene es una parte de Petra que no tiene historia, que la acompaña y no la deja pensarse.

Al final Petra aparece sin maquillaje y sin peluca. Se puede ver que su piel aún está sana luego de sus ataques. Puede hablarle a Marlene y le pide que le cuente su vida. No recibe respuesta y Marlene la deja, se va de su lado.

Las amargas lágrimas de Petra von Kant es inmediatamente posterior a El mercader de las cuatro estaciones (1971), es comienzo del período en el que Rainer Werner Fassbinder entiende que puede volcarse al melodrama sin traicionarse a sí mismo. Si bien Las amargas lágrimas… es la adaptación al cine su obra de teatro es tan cinematográfica como el resto de sus films. La escena en que Karim le cuenta a Petra que estuvo con un hombre se puede ver del otro lado de las vigas a dos maniquís acostados en la cama de Petra y otro observando impunemente. Se los ve como en una celda, como si esa celda fuese la conciencia de Petra que no soporta ese castigo gratuito de la burda y hermosa Karim. En la discusión Petra la trata de puta y se viene el alejamiento definitivo y la cámara las muestra a ambas separadas por la barranda, Karim arriba, Petra abajo. Las veces en que Marlene es tratada como un perro se puede ver la sombra de un perro de adorno sobre una pared blanca.

El diluvio universal fue impuesto por Dios para no alejarse tanto del hombre y que los corruptos desaparezcan de la Tierra. El vino nuevamente arruinó una estirpe recién depurada. Nuevamente se produce un alejamiento entre Dios y los hombres. Petra von Kant está alejada de sí misma y no reconoce su obra. Cuando Marlene se va y apaga la luz la oscuridad impide que Baco la mire desde su orgía. Es posibles que Petra logre encontrar su ser si logra callar a sus monstruos.

 

Advertisements